MESA DIRECTIVA

Captura de pantalla 2016-06-30 a la(s) 6.07.13

Katia Weissberg Glazman

Presidente

3a8537a

Luis Fernando Macías García

Secretario

Captura de pantalla 2016-06-30 a la(s) 6.12.02

Clara Yáñez Contreras

Tesorera

DIRECTORIO

Miembros Activos del Círculo Psicoanalítico Mexicano A.C.

Ciudad de México

Ma. Alejandra de la Garza Walliser
magarza@prodigy.net.mx

Leticia Flores Flores
leflores@correo.xoc.uam.mx

Felipe Flores Morelos
eutimos@gmail.com

Daniel Gerber
danielgerber@prodigy.net.mx

Adalberto Levi-Hambra
adalbertolevi@yahoo.com

Martha Lilia Mancilla Villa
mlmancilla@yahoo.com

Alberto Montoya Hernández
montoya1psi@hotmail.com

María del Carmen Pardo y Brügman
mcpardo@terra.com.mx

Patricia Robles Valenzuela
pavirov@hotmail.com

Katia Weissberg Glazman
katiaweissberg@yahoo.com

Clara Yáñez Contreras
clarayanez1954@yahoo.com.mx

Eloísa Rodríguez Iglesias
rucosamor@prodigy.net.mx

Araceli Zamora Santillán
aracelizam@yahoo.com.mx

Lidia Rappanello
lidia.agazzi.rappanello@gmail.com

Jose Luis González Fernández
jlgf@prodigy.net.mx

Alejandro Montes de Oca Villatoro
jamontesdeoca@att.net.mx

Susana Perales Lavín
sperales@prodigy.net.mx

José Refugio Velasco García
jorevel@unam.mx

Monterrey, NL

Manuel Muñiz García
manuelmuñiz01@yahoo.com.mx

Guillermo Vanegas
guillermovanegas@hotmail.com

Guadalajara, Jal.

María del Carmen Espinosa Gómez
carmen@cucs.udg.mx

José Ulises Valdez Ruiz
valdezulises@hotmail.com

Luis Carlos Vazquez Vidrio
lcvcpm@hotmail.com

Gabriel Zárate Guerrero
zarate@iteso.mx

León, Guanajuato

Ana María Chávez Hernández
anamachavez@hotmail.com

Luis Fernando Macías García
luisfer56@gmail.com

Jaime Santos Rendón
jaimerene.santos@gmail.com

Alejandro Klein Caballero
alejandroklein@hotmail.com

Xalapa, Veracruz

Julio Ortega Bobadilla
juliusob@gmail.com

Ciudad Victoria, Tamps

Susana Perales Lavín
sperales@prodigy.net.mx

Miembros Adscritos

Elia Arriaga Bayardi
egloriayardi@hotmail.com

Omar Ramírez Moore
sperales@prodigy.net.mx

Maria Antonia Reyes Arellano
antoniadau@hotmail.com

Existen tres tipos de pertenencia a la asociación

Son Miembros Activos, aquellas personas que participan en las diversas actividades de la Asociación. Para acceder a esta categoría se requiere ser propuesto por dos miembros activos y recibir el voto aprobatorio de un mínimo del 75% de la asamblea de miembros activos, previo análisis de su currículum y haber pasado por la experiencia de un análisis personal.

Son Miembros Adherentes las personas que participan en los seminarios de formación del Instituto Armando Suárez y los psicoanalistas que conforman la Red Clínica del C.P.M. Para acceder a esta categoría se requiere cubrir los requisitos de admisión al Instituto de Formación, o a la Red Clínica.

Son Miembros Honorarios aquellas personas que han destacado por su trayectoria y aportaciones como psicoanalistas e investigadores dentro de la institución y en el ámbito psicoanalítico.

Nuestra concepción sobre la formación del analista

Todos los Institutos de Formación Psicoanalítica, desde los modelos de  Berlín y de Budapest fundados a instancias de Abraham y Ferenczi, en 1919, han organizado la formación en torno a tres modalidades de transmisión del saber del psicoanálisis: la enseñanza teórica y clínica, la supervisión y el análisis didáctico.

La necesidad de estos tres pilares para sustentar toda formación psicoanalítica esta fuera de duda y el C.P.M. los considera imprescindibles.

De acuerdo con el espíritu de los fundadores del círculo, Armando Suárez y Raúl Páramo, el trabajo teórico no sigue una línea doctrinaria única. Las propuestas de trasmisión y formación del psicoanálisis,han tenido durante los casi 40 años de la institución, como eje fundamental la lectura y reflexión crítica de la obra de Freud. Pero también, una característica del Círculo ha sido su apertura y lectura cuidadosa de las diversas corrientes contemporáneas, que conforman el psicoanálisis actual, así como de  las fronteras con otros campos del saber.

Miembos activos que asistieron a la Jornada de trabajo en Chapala. Abril, 2013

Cabe aclarar que antes de la constitución del Círculo como Asociación Civil, Armando Suárez, y Raúl Páramo – quienes  se formaron y analizaron con Igor Caruso, fundador  del Círculo Vienés de Psicología Profunda  junto con otros analistas-, después de estar en Viena, empiezan a impartir en México seminarios que no necesariamente siguen a pie juntillas la línea teórico-epistémica del Círculo de Viena.  Este espacio de transmisión y lectura de textos psicoanalíticos fue confluyendo, en la formación de un grupo inicial de interesados en el psicoanálisis que durante más de 8 años llevaron a cabo un ejercicio creativo y productivo de lectura y reflexión, mismo  que, desembocó en un acto fundacional, que consistió en abrir una propuesta de seminarios  pasando del lugar de discípulos a maestros. Entre dichos cofundadores están Juan Diego Castillo, Fernando M. González, Ana Ma. Camarena, Patricia Escalante, Luís Moreno Canalejas y  Lilia Meza.

Acto fundacional, que fue también pasaje de la endogamia a la exogamia  a fin de  evitar, la superposición de funciones y lugares que puedan contaminar el psicoanálisis personal del que desea transformarse en analista. A la fecha, permanece esta posición en cuanto a  desvincular del espacio de transmisión el del análisis personal. Así como el respeto de la transferencia del vínculo analista -analizante  respetando la transferencia de cada quien  en la elección de analista.

Sin embargo logros que implican una mayor libertad, no pueden estar exentos de una mayor responsabilidad. Así los efectos de esta práctica institucional, implican para la institución, la difícil tarea de moverse entre el “control” –en el sentido de saber si está en análisis- y el desentendimiento del análisis del analista, sin caer en ningún extremo. Para el miembro en formación implica mayor responsabilidad en la elección de su analista, saberse y asumirse (con el apoyo de la Comisión de Análisis) el responsable de la congruencia/incongruencia entre su formación teórico-clínica y su experiencia de análisis personal.

El mismo criterio establecemos para la escucha de la escucha cuando los analistas en formación deciden comenzar su práctica clínica. Dentro de la propuesta de formación del Instituto- que es objeto de permanente reflexión y discusión por parte de los miembros activos- han existido también diversas modalidades de talleres de casos y espacios de supervisión, donde en forma grupal se articula la teoría con la clínica y en donde la persona que está tomando los seminarios, puede articular la supervisión individual y los conocimientos teórico- clínicos de la Propuesta de Formación en función. Tampoco el momento en que un miembro en formación decide ejercer la práctica clínica del psicoanálisis se define institucionalmente. Consideramos que justamente esta decisión es resultado  de las columnas en que se asienta la práctica del psicoanálisis: es decir, el análisis personal, la supervisión , la práctica clínica y el estudio y lectura de la teoría psicoanalítica.

Historia

El  Círculo Psicoanalítico Mexicano, nacido en agosto de 1969 y registrado legalmente como asociación civil el 11 de julio de 1974, fue la primera institución en México que se abocó  a formar analistas que no necesariamente fueran médicos poniendo énfasis en no sustituir la práctica clínica del psicoanálisis con la psicoterapia de orientación psicoanalítica…
En sus inicios  el CPM fue  miembro de la Federación Internacional de Círculos de Psicología Profunda, fundada por Igor Alexander Caruso. Éste analista italo – ruso, fue una referencia fundacional del CPM, pero ciertamente no es considerado como uno de sus fundadores, ya que como se ha adelantado, la lectura y la referencia a Freud fue una de las columnas centrales, así como el psicoanálisis francés – tanto lacaniano, como el generado polémicamente gracias a los aportes de J. Lacan- y también, los aportes filosóficos e históricos, por ejemplo de M. Foucault, o lingüísticos: E. Beneveniste y Greimas,o el análisis del discurso y la teoría de las ideologías, etcétera. Y por otra parte, las aportaciones psicoanalíticas sudamericanas –sobre todo argentinas- de la década de los setentas, o las críticas antipsiquiátricas de Franco y Franca Basaglia así como de Robert Castel entre otros. Esta pertenencia a la Federación Internacional de Círculos de Psicología Profunda,   asumida por voluntad tanto de los dos fundadores que se formaron en Viena, como de los Círculos Confederados, es importante subrayar, que no implicó dependencia administrativa ni doctrinal alguna, garantizando en cambio la autonomía de cada Círculo en cuanto a los programas y a sus orientaciones, así como la de sus miembros. Fue  un vínculo de solidaridad con otros psicoanalistas comprometidos en la misma tarea crítica de la que dieron testimonio  Armando Suárez y Raúl Páramo co-fundadores del Círculo Psicoanalítico Mexicano  y ha sido hasta la fecha una parte importante de la expresión de nuestra vocación plural.

1a. Jornada para la Reestructurración del Círculo Psicoanalítico Mexicano. Xalapa, Julio del 2013.